domingo, noviembre 28, 2021
InicioPortadaInacción de la Universidad de Aysén es utilizada como argumento para pedir...

Inacción de la Universidad de Aysén es utilizada como argumento para pedir sobreseimiento de docente acusado por violación de estudiante

La Universidad de Aysén no se hizo parte de la causa judicial, contraviniendo con ello el estatuto administrativo que rige a los funcionarios públicos, y aún no cierra el proceso de sumario para determinar la desvinculación del docente Néstor Italo Carrera.

- Advertisement -

El día martes, el Juzgado de Garantía de Coyhaique, revisó en audiencia las solicitudes realizadas por la defensa del docente de la Universidad de Aysén, Néstor Italo Carrera, denunciado por el delito de violación en julio de 2020 ante la Fiscalía por una estudiante con la que el profesor mantenía una relación sentimental vertical y asimétrica.

El abogado defensor, intentó en audiencia, desacreditar la declaración de la víctima y negar la existencia del delito, basándose para ello en distintos argumentos, entre los que hizo alusión a la declaración en julio de 2020, en medios regionales, de la rectora de la Universidad, Natasha Pino, quien indicó que la institución “no ha tomado conocimiento de ninguna denuncia que revista carácter de delito”

Además la defensa recordó que tanto por lo establecido por el Código Procesal Penal,como por el Estatuto Administrativo, existe la obligación de los funcionarios públicos de denunciar ante la Fiscalía, hechos que podrían constituir delito, sin embargo la Universidad, no presentó denuncia por los hechos denunciados por la alumna, ni se hizo parte de la causa penal seguida contra el docente.

«La defensa se basa en una omisión o negligencia en las actuaciones que debió realizar la Universidad para sostener que su representado es inocente. Eso no es así, señalar que una autoridad no hizo la denuncia y por eso es inocente, nos parece descabellado. Lo que uno debe plantearse aquí es ¿Por qué la autoridad universitaria no ha hecho lo que tenía que hacer en tiempo y forma? Eso no significa que el docente sea inocente» explicó el abogado representante de la víctima, Milton Cuevas.

En febrero de 2021 se realizó la formalización de Néstor Carrera y hasta la fecha, no consta en la carpeta investigativa, alguna acción de la Universidad que pretenda buscar la responsabilidad penal del docente por los hechos imputados.

«La Universidad no ha presentado ninguna querella, no hay ninguna presentación formal, ni peticiones presentadas, tampoco ninguna denuncia. Hay que recordar que hay una obligación legal de quien ha tomado conocimiento de un hecho delictual de haberlo puesto en conocimiento de la autoridad investigadora. Eso no consta, no es un tema personal, pero esta actitud genera que el defensor sostiene, que justamente los hechos no tenían el carácter de delito o no era tan grave, porque sino la Universidad hubiese hecho la investigación o hubiese hecho la denuncia» agregó el abogado Cuevas.

Hasta el minuto tampoco hay responsabilidades administrativas imputadas al docente, que permanece en calidad de suspendido en la Universidad de Aysén, a pesar de que la causa penal ha avanzado y el Ministerio Público ya presentó acusación fiscal contra el profesor universitario por el delito de violación, solicitando una pena de 5 años y un día de presidio.

Esta demora no se condice con lo establecido en el protocolo “Contra la Violencia Sexual y la Discriminación Arbitraria” de la propia Universidad de Aysén, donde indica que tanto la investigación como la resolución se deben realizar con diligencia y sin demora, para que el procedimiento se pueda realizar en el menor tiempo posible.

En este sentido, el abogado Milton Cuevas, indica que «pareciera que fuera más rápida la investigación penal, que la investigación administrativa. Eso no debería haber ocurrido, lo que corresponde es que la Universidad se hubiese abocado a realizar la investigación correspondiente y hubiese concluido su sumario administrativo, podríamos contar ya, por ejemplo, con una resolución o toma de razón de Contraloría»

«Vamos a enfrentarnos a una justicia penal, sin tener todavía una resolución administrativa; eso no está bien, lo normal es que el sumario sea mucho más rápido. Ahora eso debería responderlo la Universidad» agregó el abogado representante de la víctima.

Según fuentes de la Universidad, el sumario concluyó hace más de un mes, y la investigación estaría en poder de la rectora, a la espera de su decisión.

A raíz de estos antecedentes solicitamos entrevista con Natasha Pino, quien no accedió a responder nuestra preguntas. Eso sí, tras nuestro llamado, la autoridad universitaria, se comunicó con la víctima del delito para responder sus dudas sobre el proceso. Esto luego que desde mayo la estudiante, solicitara a través de diversos correos. información y apoyo; sin obtener una respuesta satisfactoria desde la casa de estudios estatal.

Nos contactamos también con miembros del Consejo Superior, quienes han sido críticos del rol jugado por la rectora, debido a que insistieron en la necesidad de hacerse parte de la causa judicial, solicitud que tampoco fue tomada en consideración por la Universidad.

Por recomendación del abogado de la Universidad, los miembros del Consejo Superior, no pueden realizar declaraciones, ya que la próxima semana deberían determinar la sanción que se aplicará al docente. 

Esto tampoco se condice con lo establecido por la ley que rige a las universidades estatales, ni por el propio reglamento de la Universidad que establece que la aplicación de medidas disciplinarias a docentes y estudiantes, es una atribución exclusiva de la rectora de la Universidad, Natasha Pino.

En lo judicial, el juzgado de Garantía no accedió a la solicitud de sobreseimiento de la causa,pero sí modificó la medida cautelar que pesa contra el imputado cambiandola a arresto domiciliario nocturna.

El próximo 26 de agosto se realizará la audiencia de preparación contra el imputado Nestor Italo Carrera, con esto se estaría adportas del inicio del juicio, donde será un tribunal de la república el que determina la inocencia o culpabilidad del docente de la universidad acusado por el Ministerio Público como autor del delito de violación de una de sus estudiantes.

 

 

 

 

Publicidad
Artículos Relacionados

Más Populares

A %d blogueros les gusta esto: